7 claves en Marketing Digital en Salud

Ya no podemos hablar de la irrupción de las tecnologías digitales en el ámbito del Marketing Digital en Salud. Es una realidad con un ritmo de implantación geométrico. El cambio en estos 5-6 últimos años es enorme y abarca, en mayor o menor medida, a cada ámbito del marketing farmacéutico.
Su implantación en los procesos de comunicación y difusión de mensajes y contenidos hacia los colectivos de profesionales sanitarios es desigual en la industria farmacéutica.

El encaje de la estrategia digital no siempre es fácil.

El encaje de las estrategias digitales en los equipos de marketing, comercial y departamentos implicados (Médico, Compliance) no es siempre fácil. Factores culturales, regulatorios, formativos así como las inercias de un sector tan desarrollado, explican parte esta problemática.
Sin embargo, los cambios sociales y tecnológicos que afectan a toda la población, incluidos los profesionales del marketing y los propios profesionales de la salud, conducen a una inserción “orgánica” en las operativas de marketing y comercial.

7 aspectos claves en marketing digital.

1.- Apoyo de arriba hacia abajo.

Es fundamental contar con un soporte explícito de la alta dirección hacia la oportunidad que supone desarrollar el ámbito digital del marketing farmacéutico. No me refiero aquí al proceso de digitalizaciòn de la empresa, mucho más profundo y complejo. La inclusión de estrategias digitales en la operativa de marketing es solo una parte, pero no menor. Al final tiene su influencia en la sensibilización digital del global de la organización.

2.- Formación, curiosidad y constancia.

La formación es básica, continua y de amplio espectro. La novedades se suceden vertiginosamente. Así, los criterios de posicionamiento web cambian a ritmo de Google. Los algoritmos y políticas de las redes sociales se modifican con frecuencia y de forma inesperada casi siempre. Los formatos de consumo de información de los usuarios evoluciona. Los soportes donde mostrar los contenidos cambian su equilibrio de importancia. Los formatos de reuniones presenciales y digitales se entremezclan. Las webs se ven sustituidas por Apps. Automatización del marketing digital, estrategias de inbound marketing, publicidad programática… Y todo cambia cada seis meses. Por todo ello los profesionales que gestionen el marketing digital necesitan mente y espíritu joven, siempre dispuestos a aprender de forma continuada.

Marketing Digital en salud

3.- Visión periférica muy amplia.

El mundo del marketing digital es enorme y con fronteras difusas o inexistentes entre diferentes sectores. Las estrategias globales de marketing, con la debida personalización y adecuación, se pueden aplicar en todos los sectores. Las estrategias de ecommerce son válidas aunque no se disponga de una tienda online. Las tácticas de los medios digitales son válidas para la comunicación en salud. La dinámica de acciones de emailing del sector seguros son válidas para utilizar en comunicaciones a profesionales de la salud. Siempre con un trabajo previo de análisis, adecuación, personalización, análisis y optimización.

No money, no marketing digital

4.- Estar a la última no es imprescindible.

No lo es. Es más importante establecer los objetivos específicos que se quieren conseguir y ajustar las estrategias digitales adecuada en el marketing operativo. Independientemente de lo ambiciosos o modestos que sean los objetivos, deben ser SMART; específicos, medibles, alcanzables, realistas y definidos en el tiempo. El segundo paso es aplicar aquellas estrategias que encajen, no solo en el aspecto de alcanzarlos, sino también adecuadas a las capacidades digitales reales disponibles en la compañía. Los desequilibrios en este aspecto es fácil que generen frustración y como consecuencia, una percepción  distorsionada del auténtico valor de las estrategias digitales.

5.- Evangelización, paciencia y didáctica.

Es fácil encontrar actitudes recelosas, condescendientes, incrédulas y en pocos casos hasta hostiles frente a la vertiente digital del marketing. Estas situaciones sin embargo van claramente a la baja, básicamente por dos aspectos. El primero es que la penetración del marketing farmacéutico digital es creciente, lo que genera un efecto normalizador. La segunda razón es que todos somos cada vez más digitales en nuestra vida cotidiana, lo que lleva a la percepción propia de que lo digital funciona. Si funciona en mi vida cotidiana ¿cómo no va a funcionar para el marketing en salud? Para acelerar ese proceso es necesario explicar las ventajas operativas y de negocio que ofrece el marketing digital a todos los estamentos de la compañía. Siempre que haya ocasión, con ejemplos claros y datos que lo avalen. Algo sencillo ya que en digital todo se mide.

Es el marketing, amigo

6.- No money, no marketing digital.

El Marketing digital no es gratis. Requiere de un presupuesto propio, que permita la suficiente flexibilidad para diseñar las estrategias y tácticas adecuadas para alcanzar los objetivos planteados. Si esto depende de restar presupuestos de los diferentes responsables de producto, se generan acciones desconexas, asimétricas y que no transmiten una imagen de globalidad digital del marketing de la compañía. Sin embargo, es cierto que los volúmenes de inversión son muy inferiores a los del marketing tradicional y permiten obtener ratios de alcance realmente altos. Destaca en el marketing digital la capacidad de modificar, detener y variar las acciones en tiempo real y como consecuencia, optimizar inversiones y resultados, mientras que en el campo offline no es posible.

Marketin digital

7.- ¡Es el marketing, amigo!

Definitivamente no hay dos tipos de marketing. Hay solo un marketing global, que reúne tres vertientes interconectadas, cada una con sus herramientas específicas. El marketing offline, el marketing presencial clásico, fundamental y básico en nuestro país. El marketing digital propiamente dicho que impacta en la vertiente digital de los profesionales de la salud. Por último, el marketing mixto (no el mix marketing), la extensión digital de las acciones offline. Esto requiere algo fundamental, comunicación fluida y coordinación entre los equipos de marketing. En realidad nada nuevo en este sentido. A mayor comunicación y coordinación, mejores acciones y mejores resultados.

Estos siete aspectos clave descritos, son algunos de los que se pueden resaltar en el desarrollo del marketing digital en salud. Y hay muchos más.
Seguro que quieres compartir con la audiencia otros que consideras importantes. Estás invitad@.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *