Redes Sociales y Salud, un caleidoscopio de posibilidades

El papel creciente de las redes sociales en lo que se refiere a la salud y sus efectos entre los distintos actores implicados, es una de las revoluciones dentro de la revolución global digital con la que convivimos y vivimos en esta última década.

La salud es una de las principales aspiraciones y preocupaciones de cualquier persona (más el amor y el dinero generalmente, y no siempre en ese orden). El mantenimiento del estado de salud y su recuperación descansaba no hace demasiados años en la espalda del médico o, por extensión, del sistema sanitario.

La salud era algo que pasaba, que estaba o se perdía, siendo el individuo sujeto pasivo. Esto ha dado paso de forma progresiva a una actitud proactiva hacia la responsabilidad sobre la salud propia. Esta responsabilidad autoadquirida, algo más que razonable, depende de un combustible básico que es la información sobre salud.

En general las fuentes de información sobre salud que usa el ciudadano medio son muy variadas. Porcentualmente están lideradas por los médicos y profesionales sanitarios  (26,9%). En segundo lugar aparecen los farmacéuticos como fuente de información, 20,5%. El conjunto de Internet (13,9%) más redes sociales (6,0%) ocupa el tercer lugar de importancia con un total del 19,9% de las búsquedas de salud por parte de las personas encuestadas en el estudio ONTSI 2016.

El acceso a la salud a través de plataformas sociales es un hecho imparable.

Si se considera el uso total del conjunto de fuentes de información de salud utilizadas, los resultados son más llamativos. El 60,5% de la población utiliza Internet y hasta un 22,3% las redes sociales. Una realidad con todas las problemáticas y beneficios que plantea esta tendencia creciente. El acceso a la información de salud a través de plataformas sociales digitales es un hecho imparable.

Profesionales de la Salud

Los profesionales de la Salud, no quedan al margen de este proceso de “socialización digital”. Y esto afecta en dos vertientes, tanto hacia el paciente como hacia el propio colectivo.

Las redes sociales, médicos (o farmacéuticos), pacientes y privacidad son ingredientes de un complicado cóctel. El carácter público de los contenidos compartidos hace que los profesionales sanitarios deban extremar las precauciones, Esto ha generado un cierto nivel de recelo hacia la utilización de estas plataformas sociales. Sin embargo ese panorama va cambiando y son cada vez más los profesionales de la salud que se embarcan en el proceso de difundir salud y hábitos saludables a través de redes como Facebook o Twitter.

De cara al propio colectivo, las redes sociales permiten acercar a profesionales geográficamente dispersos y potenciar su interrelación personal (digital). Esto permite intercambiar información y desarrollar un cierto “asociacionismo” en grupos de interés, influencia o reivindicación. Sin olvidar las Sociedades Médicas, cada vez más activas en la interrelación vía redes sociales con sus asociados. También con su entorno social, societario y con medios de comunicación.

Otros actores como industria y administraciones también incorporan estrategias en redes sociales para diferentes objetivos. En el primer caso destaca, por novedoso, el reclutamiento de voluntarios para ensayos clínicos. En el segundo, se generaliza la difusión de campañas de hábitos saludables por parte las administraciones sanitarias.

Todo un caleidoscopio de posibilidades que se irán singularizando en los siguientes posts.

2 thoughts on “Redes Sociales y Salud, un caleidoscopio de posibilidades

  • Reply ActivoSaludable 11 octubre, 2017 at 09:25

    Todo realmente bien redactado y también interesante saludos desde Chile

    • Reply Rafa Sierra Madariaga 17 octubre, 2017 at 21:31

      Muchas gracias por sus comentarios.
      Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *