Reflexiones en el ámbito digital durante el COVID-19

Lo primero, ánimo y fuerza para todos y todas los que luchan diariamente por nuestra salud y nuestro bienestar diario en medio de esta tremenda página de la Historia de la Humanidad.

Estos días de confinamiento y teletrabajo, días en cierta manera extraños y distópicos, permiten también extraer reflexiones en múltiples campos, también en el digital.

El papel de las nuevas tecnologías, realmente actuales tecnologías, está siendo sobresaliente en muchos aspectos de esta situación. Esto permite extraer algunas conclusiones.

Acceso a internet

Internet de banda ancha. Es necesario para toda la población, esté donde esté. Estratégico a nivel país para reducir o eliminar la brecha digital. Esa eliminación de la desigualdad digital nace de poder (o no) acceder a Internet, con calidad y velocidad razonable, desde cualquier lugar de la geografía nacional.

Teletrabajo, Formación online y telemedicina

Teletrabajo. Las empresas deben integrarlo, en la medida que su sector lo permita, en el modelo de trabajo normal. De esta forma procesos, herramientas y coordinación se pueden implementar de inmediato en situaciones de confinamiento o emergencias similares a la vivida. Esta situación, aún sin acabar, apunta a quizá no ser la última.

Educación a distancia. Al igual que el teletrabajo, debe formar parte de la estrategia educativa de docentes, familias y alumnos. Las instituciones educativas públicas deben facilitar el hardware y software necesario a todos los alumnos. Especialmente a los que por factores socioeconómicos así lo requieran. La educación como elemento social de igualdad también en el campo digital.

Telemedicina. La implementación de herramientas telemáticas de atención y gestión de pacientes en la Sanidad Pública. Avanzar en esta estrategia permitiría reorganizar esfuerzos asistenciales presenciales. Teleconsulta, seguimiento de tratamientos, monitorización de parámetros vitales en crónicos…  Se están dando pasos en este sentido pero será necesario incluirlo de forma decidida, y presupuestaria, en las estrategias y procedimientos de la Sanidad Pública. Y las apps tienen un papel importante en todo esto. Ya se apuntaba anteriormente y lo empezamos a ver con las propuestas de seguimiento epidemiológico del COVID-19. Otro tema serán los aspectos de privacidad y protección de datos, de compleja resolución.

Telecomunicaciones

Garantizar las telecomunicaciones. Crítico y absolutamente estratégico en este mundo actual. Es necesario tener las capacidades estructurales, económicas y personales para garantizar el que no se produzca el apagón de Internet justo cuando sea más necesario. Garantizar teletrabajo, comunicaciones, información, educación online… Si falla la infraestructura, todo lo anterior no es posible y nos trasladaríamos directamente a la época analógica. Tal es el grado de fortaleza y también de debilidad de la sociedad digital.

Garantizar la telecomunicaciones es crítico. Tal es el grado de fortaleza y debilidad de la sociedad digital.

Redes Sociales

En algún momento se han ido convirtiendo, especialmente alguna de ellas, en un pozo oscuro de desinformación, campañas ofensivas y difusores de bulos. Se alejan así de los originales objetivos constructivos, comunicativos y sociales. Parece necesario que sus gestores se tomen esto en serio o este problema terminará por afectar seriamente a estas redes. Su uso en estrategias promocionales se podría ver comprometido por esta situación.

Webinar y streaming

Estas opciones de contacto se han disparado como modelo de encuentro, promoción, formación y comunicación en la situación actual. No sustituirá a los encuentros personales y físicos. Sin embargo, se debe integrar en la estrategia general de comunicación y promoción de las empresas. Un impulso decidido a utilizar este recurso no solo como un añadido a la estrategia general. Integrar estos canales e incluso convertirlos, según el caso, en el centro de la estrategia.

Estas son algunas reflexiones, pero habrá muchas más, que se irán revelando en los meses venideros, cuando todo llegue poco a poco a la normalidad. Seguramente a una nueva normalidad. Será cuando se pueda aplicar una cierta perspectiva a la situación que ahora afecta al mundo y se pueda valorar el nuevo encaje de lo digital en todos los sectores de nuestra sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.